Macarthismo de Compartir

“El macarthismo (mccarthismo, maccarthismo o macartismo) es un término que se utiliza en referencia a acusaciones (generalmente oportunistas) de deslealtad, subversión o traición al estamento sin el debido respeto por las pruebas y/o evidencias.”

A la mayoría de niños de la época actual poco les gusta la SOPA, sus padres, la globalizacion, etc…ha hecho necesario que se alimenten de comida basura. Estudios que son publicados diariamente, sostienen que los alimentos “chatarra”, son alimentos desbalanceados y poco saludables para el organismo. Antiguamente la SOPA era un alimento básico y elemental en la mesa de todas las familias, no se si en el mundo, pero en Colombia no podía faltar.

En alguna ocasión me invitaron a un restaurante, en aquel lugar hacían una SOPA superdeliciosa, que me recordaba a la SOPA que hacían donde mi Mamá e incluso la que hacia mi Abuela. Respetuosamente cuando se me acerco el mesero, le pregunte modestamente, cual era la receta de la SOPA, de inmediato, sin preámbulos, me contesto que no sabia, que le preguntara a las personas encargadas de su preparación. Concienzudamente me diriji hacia la cocina e ubique a los encargados de la cocion y preparación de los alimentos del restaurante. A mi pregunta, Cual es la receta de la tan exquisita SOPA? —su contestación, ¡enfática recuerdo!— fue: “Las políticas del restaurante no permiten hacer publicas nuestras recetas”. ¡Confieso!, me sentí pequeño, incomodo y hasta entrometido-. Pero después me tome la tarea de hacer los mismos cuestionamientos en una Pastelería, en donde hacían unas galletas exquisitas, la respuesta fue la misma: Las políticas de la pastelería no permiten hacer publicas nuestras recetas.

El hecho de que la comida tenga de cierta manera una Patente, o un derecho reservado, no es algo nuevo, ni asombroso, de hecho Cocacola, Pepsi, tienen sus clausulas de privacidad, solo que algo tan autóctono, como la SOPAS, o las galleticas; pues no deja de ser curioso, que también lo tengan. Un análisis más detallado, me dio para cuestionar-me cosas un poco desproporcionadas, locas o incluso desmesuradas: ¿Que sucedería, si algún día no le puedes compartir un poco de esa SOPA deliciosa a alguien que este al otro lado de la ciudad?, ¿o que la galleta que compraste solo te la puedes comer en la pastelería donde la venden, debido a que por las políticas de la pastelería o del restaurante, no es posible degustarlos en otro lugar?. En realidad pensemos un poco mas allá: ¿Que sucedería si en un futuro próximo, no pudiéramos compartir con otros cualquier clase de alimento “único e irrepetible“, sino que necesariamente aquel que quisiese degustar una SOPA o una galleta, tendría que desplazarse y comprarlo, solo por que sus propietarios e inventores tienen la desconfianza e inseguridad de que fuese copiado o imitado. Seamos radicales, ¿Que pasaría, si ya no solo nos hacen desplazar a comprarlo, sino que además si llevo a una amiga, ella necesariamente para poder ingresar no solo tiene que comprar, sino que además, si ella quisiese, no me puede compartir una porción de galleta o una parte de su SOPA, solo por que las políticas del restaurante o pastelería le impiden compartir con otros, ya que una de las normas del lugar es: COMPRE PARA USTED, DEGUSTE AQUÍ, Y DISFRUTE SOLO. Imagínese Pastelerías o Restaurantes radico-fantasmagóricos, en las que para salir y entrar es necesario ser revisado por vigilantes, autoritarios, opresores, con ordenes explicas de no dejar salir ninguna muestra material que atente con la existencia de la PATENTE.

Pues bien, a mi modo de ver eso básicamente lo que puede llegar a ocurrir con el fenómeno que esta proliferando en todo el planeta y que tiene como elemento primario: las leyes de derechos de autor. Yo comprendo que para llegar a hacer una película, un disco, un libro, un software se requiere todo un proceso, una mano de obra, e infinidad de instancias hasta su resultado; pero, ¿Por que el sistema quiere tipificar como delito, el hecho de compartir a otros un producto que inicialmente yo pague?. ¿Acaso no existe ninguna ley que proteja mi derecho a compartir?.

La dinámica del recién cerrado MEGAUPLOAD, era la siguiente: Tu abrías una cuenta, la cuenta te permitía subir archivos, que otros desde cualquier lugar del mundo (siempre y cuando estuviera conectado a la Internet y tuviera el link) podían descargar y disfrutar, además el sistema de alojamiento, te permitía, con una cantidad pequeña de dinero, descargar no solo un archivo sino varios en una misma instancia (al mismo tiempo). Aunque tenia mas funciones, las mencionadas generaron la manzana de la discordia. Después de casi una semana sin MEGAUPLOAD, miles de artículos en la Internet con todo tipo de especulaciones, aun no me queda claro cual fue la motivación para que el Departamento de Justicia de Estados Unidos, obrara ahorita y no lo hubiese hecho antes. Fui usuario del servicio de descarga desde hace aproximadamente 6 años, parecería algo extraño, pero creo que extraño el servicio, me fui útil y pues creo que el pasado, presente y futuro de la Internet, ya no va ser igual.

El capitalismo ha aplicado conceptos básicos de la astronomía moderna: como por ejemplo, la imposibilidad física de escapar de un agujero negro: Todo aquello que atente contra las patentes del sistema, y que intente salirse del horizonte de sucesos, estará sujeto a todo el peso de la ley, incluso si la misma vida nos costase. Estamos inmersos en un cono de luz, que limita nuestra condición humana y nos obliga a movernos con una velocidad mucho menor que la velocidad de la luz del sistema.

El movimiento del Departamento de Justicia, es realmente orquestado por el capitalismo, la ganancia-beneficio; poco a poco nos acerca una sociedad decadente, sin principios, que permanente nos presiona a comportarnos como maquinas y olvidar nuestra esencia de humanos. No estamos lejos de una sociedad policial, donde el estado ha conseguido el control total sobre el individuo, en donde no existe siquiera un espacio para la intimidad personal: donde las emociones, y la condición humana se nos han prohibido, un lugar en donde la adoración al sistema es la condición para seguir vivo, una sociedad en la que la que industria y quienes la administran, se encargan de torturar hasta la muerte a los conspiradores, aunque para ello sea necesario acusar a inocentes.

Seguramente en tales sociedades, el individuo trabajará ya no por el derecho de sobrevivir, ahora, será esclavo del peso de su propia existencia. Quizá en ese futuro distópico, las empresas encargadas de suministrar la luz eléctrica, cobraran el cauce del rió, del agua con que se construyen las represas, las empresas proveedoras de las telefonía móvil nos enseñaran cuanto espacio ha recorrido las ondas electromagnéticas, para cobrarnos una tarifa, e incluso habrá un impuesto de oxigeno por centímetro cubico. Estamos aportas de que el Gran Hermano se adueñe de nuestras conciencias y vigile permanente nuestras vidas.

Contradecir a leyes del gobierno o propiamente dichas imposiciones de la industria, parecería imposible e inverosímil, pero creo que si los rayos X pueden escapar del horizonte de sucesos en un agujero negro, Por que no pensar en una posibilidad de escapatoria de nosotros mismos?.

La SOPA es un precedente de una serie de sucesos que van a marcar nuestra forma de informarnos, de compartir y de educarnos; no tengo la menor duda que en un futuro asi como las generaciones actuales, despreciaremos la SOPA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *